Skip navigation

Category Archives: nunca

tamas-dezso-ciprian-the-bear-dancer

 

ah, las mujeres espantaban el calor
lejos de sus rostros blancos
mientras los hombres iniciaban el proceso
de digerir un pollo
cuando mario, el preciso mario,
preguntóme una pregunta entera
como las manos de un gigante.

son las once de la noche del domingo
y mis tímpanos hinchados exigen un descanso:
el fin de semana completo
gritándome a mí mismo exigencias
que veinte siglos atrás,
bajo lácteas luces de verano,
habrían respondido nuestros dioses muertos,
mientras que hoy, debajo deste foco de agüevados vatios,
hundido en una silla de aluminio,
las dudas. las divergentes dudas.

quizá, pensé en responderle,
estudiar poesía en islandia
–y, ya que estamos lejos, lecciones de pesca.
esas minucias: ¿será posible vivir tranquilo
con el alma sustentada en un pilar tan blanco?
salir huyendo es también un buen camino.
lejos de la ciudad y del mundo más o menos habitado,
de las preguntas ociosas,
pero cerca, cerquísima de sus respuestas naturales,
o del orgulloso intento por contestarlas.

un maestro rural. también eso.
asumir de una vez por todas que no lo sé todo,
y en realidad lo sé casi nada,
pero que sirve, y sirve para que muchos sirvan.
¿en qué momento de mis diecisiete abandoné esta fantasía?

o qué tal un cuarto de dos mil pesos
–no esta casa enorme, no este librero que me abruma–
y renunciar al sexo
renunciar a ser tantísimas personas en una sola
renunciar al conocimiento vago del universo
renunciar a la frescura
renunciar al letargo citadino
reanudar el gran proyecto
inundar la vida de otra vida.

en esto, querido mario,
querido y filoso –o acaso desintencionado– mario,
habrás notado que la palabra clave es una
y la misma
y la irremplazable
y la siempre habladora
y la vida es sueño
y la fanfarrona, la enajenada, la intangible
lejos.
la palabra clave es lejos.

te lo digo aquí porque aquella tarde
no me atreví a responderte.
aterrado, con un pedazo de pollo
en el tenedor y algunas copas argentinas,
preferí decirte “no sé, terminar con la carrera.
y ai luego vemos”.

* * *
clic derecho :·: descargar
tangerine dream : the orange breath

el bóiler de petróleo cobra vida
abrupto, soñoliento, como el puntual colapso
de un árbol aserrado, y yo los imagino

en días de verano –eso debe haber sido–,
aquel lugar, ahora que lo pienso,
pudo haber sido Grove Hill cuando tenía robles,

donde muchos domingos nos quedábamos viendo,
con flores de jacinto hasta las pantorrillas,
los cuatro capiteles de Magherafelt en la distancia.

es muy tarde, qué lástima, para esa cita exacta
sobre un amor probado por la mirada fija
no en los ojos del otro –sino al frente.

* * *

download :·: yousendit (7 días)
romica puceanu : erau zarazarii-nfloriti (cuando el durazno florecía)

[fuentes]


escuchar
orson welles / mercury theatre on air : war of the worlds

clic derecho : descargar
orson welles / mercury theatre on air : war of the worlds

en esa foto estás tumbada bocabajo, con la espalda desnuda, la piel pintada de un color dorado y silencioso, y de sombras que los metales no poseen. en ella no aparecen las palabras que te están leyendo: “antonio y cleopatra nos mostraron el camino. o te amo o la vida se me escapa”, y: “los niños recogen flores. déjalos, aunque luego las olviden en la acera”.

luego el oro se va ··no el silencio·· y, hermana mía, compañera mía, paloma mía, perfecta mía, tu cabello se ha llenado de las gotas de la noche.

* * *

clic derecho :·: descargar
tindersticks : keep you beautiful

everyones alone

clic derecho :.: descargar
the manhattens : why should i cry?

nunca había amado tanto a tantas personas, ni odiado a tan pocas –y la intensidad, como un sobre de edulcorante, se concentra más y más. | nunca había escrito tanto ni leído tanto. nunca había dejado de leer tantos libros ni describir tantas palabras. | nunca me habían dicho algo tan terrible. nunca me habían llamado tan hermosamente. | nunca había tenido tanta chamba ni tanto tiempo libre. nunca había tenido tan poquita gasolina. nunca había visto tantas gasolinerías. | nunca había sentido tanto cansancio. nunca tanta energía. | nunca había usado tantas comillas. nunca tan mal. nunca había mandado tantos mensajitos (478!!!), nunca me habían respondido tan poquitos. | nunca había conocido a nadie tan imbécil. qué pedo? nunca creí conocer a la persona más brillante del planeta. | nunca me había sentido tan lleno, sucio, perfecto, lúcido, abandonado, centrado, adulto, infantil, disperso, acompañado, ofuscado, inimitable, lozano, tan hambreado. lo juro, nunca. | nunca había tenido tanto dinero. nunca me habían quitado tantos impuestos.

pero siempre es así. nunca había sido tan así.

clic derecho :.: descargar
the manhattens : why should i cry?

sangre

–dime: ¿cómo puedo habitar la ciudad de los santos?
–tú no puedes habitarla. no has derramado tu sangre preciosa.

* * *

clic derecho :.: descargar
sir richard bishop : blood-stained sands

artofkilling02
its two protagonists, weak-willed dim-witted boy alonso and dead-end greaseball gabriel, were classic teen outsiders, tormented by the jocks and staring at a long future of low-paying service jobs, alcoholism and chronic disappointment. plus, the girl they always talked about not only wasn’t human, she wasn’t real at all!

* * *

clic derecho :.: descargar
the jacksons : show you the way to go

Anna und Gero, 1989 from the series Finding Oneself Photo Andreas Weinand featured in Lay Flat Remain in Light

for me the sun rises and sets with her, man.

clic derecho :·: descargar :·: st. vincent : marry me

clic derecho :·: descargar :·: la bien querida : a.d.n.

 

untitled-1d9qenuqfomcqru7mpqk14xzso1_500

2m8bxufrimch2c9mhzeit6gdo1_500

9542d2a8d01

d9qenuqfomfrm8zcv51c0xfco1_500

d9qenuqfomfrns9ebn5nda8oo1_500

 

clic derecho :·: descargar :·: la bien querida : a.d.n.

imagen-1

 

clic derecho :·: descargar :·: andrew bird : untitled

dama del alba
con tu niñez de golondrina haciendo el verano
inauguraste en mí el sendero del corazón

clic derecho :·: descargar :·: andrew bird : untitled