Skip navigation

tamas-dezso-ciprian-the-bear-dancer

 

ah, las mujeres espantaban el calor
lejos de sus rostros blancos
mientras los hombres iniciaban el proceso
de digerir un pollo
cuando mario, el preciso mario,
preguntóme una pregunta entera
como las manos de un gigante.

son las once de la noche del domingo
y mis tímpanos hinchados exigen un descanso:
el fin de semana completo
gritándome a mí mismo exigencias
que veinte siglos atrás,
bajo lácteas luces de verano,
habrían respondido nuestros dioses muertos,
mientras que hoy, debajo deste foco de agüevados vatios,
hundido en una silla de aluminio,
las dudas. las divergentes dudas.

quizá, pensé en responderle,
estudiar poesía en islandia
–y, ya que estamos lejos, lecciones de pesca.
esas minucias: ¿será posible vivir tranquilo
con el alma sustentada en un pilar tan blanco?
salir huyendo es también un buen camino.
lejos de la ciudad y del mundo más o menos habitado,
de las preguntas ociosas,
pero cerca, cerquísima de sus respuestas naturales,
o del orgulloso intento por contestarlas.

un maestro rural. también eso.
asumir de una vez por todas que no lo sé todo,
y en realidad lo sé casi nada,
pero que sirve, y sirve para que muchos sirvan.
¿en qué momento de mis diecisiete abandoné esta fantasía?

o qué tal un cuarto de dos mil pesos
–no esta casa enorme, no este librero que me abruma–
y renunciar al sexo
renunciar a ser tantísimas personas en una sola
renunciar al conocimiento vago del universo
renunciar a la frescura
renunciar al letargo citadino
reanudar el gran proyecto
inundar la vida de otra vida.

en esto, querido mario,
querido y filoso –o acaso desintencionado– mario,
habrás notado que la palabra clave es una
y la misma
y la irremplazable
y la siempre habladora
y la vida es sueño
y la fanfarrona, la enajenada, la intangible
lejos.
la palabra clave es lejos.

te lo digo aquí porque aquella tarde
no me atreví a responderte.
aterrado, con un pedazo de pollo
en el tenedor y algunas copas argentinas,
preferí decirte “no sé, terminar con la carrera.
y ai luego vemos”.

* * *
clic derecho :·: descargar
tangerine dream : the orange breath

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: