Skip navigation

 

la cena transcurrió entre risas y canciones.
unos contaban veladas ofensas de trabajo,
otras gritaban sus amores viejos
como aquellos guerreros de la iliada
con caballos derrotados por la lanza.
los más ecuánimes fumaban truncas cajetillas de cigarros,
bebían a sorbos y mezclaban esos sorbos
con traguitos de agua fresca.
sus hijos y, en algunos casos, los hijos de sus hijos
descansaban bajo techos
agrietados de humedad
con la promesa de volver a ser pintados en verano.
cuántas botellas cuántos dichosos humos
cúantas pláticas a medias cuántas cosas blandas.
ninguna pregunta importante para serte franco,
ninguna destrucción valiosa.
y en la esquina –de la mesa,
pero también la esquina de los años
de una vida mal llevada
de irresponsables enamoramientos cortos,
de nocturnas cristalizaciones de retinas,
largas cicatrices sin astucia–
un hombre pensaba:
“sé qué quiero aquí” (señalando su mesa),
“pero no sé qué quiero aquí”,
alcanzamos a escuchar.
lo dijo en voz pequeña y tibia como insectos matutinos,
haciendo un cantarito con sus manos.

* * *
clic derecho :·: descargar
song of the earth : por florian fricke | por popol vuh
y : popol vuh : der tod des cobra verde

listen:


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: