Skip navigation

cuatro hospitalizaciones en menos de año y medio: una úlcera en el estómago, un cuchillo que abrió un túnel que unía la palma de mi mano izquierda y su costado, una migraña de tres semanas, un taxi rebasando el carril de bicicletas. cinco en tres años: ah1n1. tres fueron evitables. bastaba con llevar una dieta sana, con no hacerme el valientito, con dormir mis horas y saber que yo no soy la tristeza del mundo.

ayer por la mañana, cuando media docena de personas me miraba tirado sobre el pavimento de la colonia roma, lo único que quería era largarme. “mejor vayámonos”, les dije, “que cada quien se quede con su golpe”, pero mi golpe no me permitió salir corriendo. hasta el momento no he tomado ni uno de los medicamentos recetados por el traumatólogo, a saber:

· carbafen: paracetamol 350 mg + metocarbamol 400 mg: una c/ 24 horas: 15 a 21 días
· ketoprofeno 100 mg: 1 cada 8 horas : por dolor
· fortical: diclofenaco 50 mg + vitaminas b1, b6 y b12 (50 mg 50 mg .25 mg): 1 c/ 12 horas: 7 días
· atalak sport : diclofenaco : diclofenaco sódico 1 g + excipiente cbp 100 g: zonas de dolor

salvo una a medias (dormir con la pierna sobre una almohada) tampoco he atendido las instrucciones:

· aplicar hielo
· aplicar calor dos o tres veces x día
· no cargar objetos pesados
· no realizar esfuerzos

hoy camino apenas si con molestias – estoy seguro quel dolor y la hinchazón durarán a lo sumo una semana. puedo vivir sin los medicamentes, sin las precauciones. puedo vivir con un golpe así – seguramente con uno más fuerte y no me quejaría demasiado. no pienso andar con casco. no estoy hecho de músculos pero de algo me sirvió pesar lo mismo quese taxi. pero anoche, después de reposar el accidente, de beber vino, whisky, mezcal y cerveza, después de esperar una llamada toda la jodida tarde, recibí esa llamada. perdí el control: el que no perdí contra el taxista. luego decidí dormir para olvidarlo todo. tardé en hacerlo. tardé muchísimo y, una hora después de conciliar el sueño, me despertó una pesadilla. (no nos ahoguemos en el tedio de los pormenores; además, muy pocas pesadillas resisten la carcajada después de contadas: estoy seguro que nadie podría tomarla en serio).

desperté a las cuatro y veinte de la mañana. cuando me di cuenta que no podría dormir de nuevo, reventé. a las ocho de la mañana en punto pisél consultorio de mi doctor. hablo del psiquiatra. estaba hecho pedazos, pero el cuerpo no me dolía. “no puedo dejarte así”, me dijo, y luego:

· cymbalta: duloxetina 60 mg: 1 c/ 24 horas: al menos nueve meses.
· valdoxa: agomelatina: 50 mg: 1 c/24 horas: al menos un año.
· zyprexa: olanzapina: 10 mg: 1 c/24 horas: al menos un año.

antidepresivo dual *y ansiolítico mayor para mí, un tipo de un metro ochenta y tres, noventa y cuatro kilogramos.

**

nueve (de no sé cuántas) rolas:

lee hazlewood : your sweet love 
yes know : here
el personal : dale de comer al conejito
os mutantes : baby
gal costa + caetano veloso : baby
arp & anthony moore : spinette
perfume genius : take me home
talk talk : i believe in you
bruce springsteen  + cousin cole : i’m on fire

3 Comments

  1. la imagen es de laura pannack.

    **

    rolas han aparecido en este blog. quizá todas. pero pus.

    **

    si te gustó este post, quizá también estos te interesen:

    petirrojos.
    imperativo amoroso: corre y abre.
    nuevas reglas para el juego del deseo.

    pero, sobre todo, esto: deja de enamorarte a lo pendejo.

  2. why do we fall, chanwilin?

    • Lau
    • Posted April 24, 2012 at 11:32 am
    • Permalink

    Te amo.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: