Skip navigation

a quien corresponda:

las vidas más felices han constituido su gracia y delicadeza basándose, no en gruesos brochazos de blancos, sino en pequeñas pinceladas ··minuciosas tal vez, tal vez no·· de colores discretos, y diferentes. la intimidad, la individualidad y la paciencia son algunos rostros de la misma dicha, misma que no está exenta de cierta cotidianeidad, del pequeño y fluvial rumor de la rutina. estoy seguro que ustedes mezclan ··o buscan mezclar con éxito, día con día, la constancia, la puntualidad y el respeto por su trabajo, con variables que sustituyen el tedio por ambición, por nuevas y ricas ambiciones.

si coinciden conmigo ··incluso si no, pues distintas cátedras de vida no anulan sus lecciones·· podrán estar de acuerdo en que mucho ··mucha felicidad, muchas horas de calma, dependen de un panqué con pasitas, y que la decisión de detener su producción un solo día podría derivar en, al menos, la incomodidad de un cliente (asiduo, como es mi caso). he dicho al menos: en el peor de los casos ··imaginemos un miércoles nefasto y sin temple·· dicha decisión podría acarrear fatales consecuencias.

es por ello que quisiera sugerirles ··sugerencia: mezcla discreta de ruego y exigencia·· que no detengan, salvo por causas de fuerza mayor, la producción de panqués con pasitas. no quisiera que mi petición, por supuesto, se estancara en la resonancia profesional. ¡qué feliz me haría ver que todos aplicáramos la valiosa ley de la constancia a nuestras vidas! empero, tampoco es mi primordial intención imponer valores ··mucho menos cuando no soy capaz de predicarlos con un digno ejemplo.

puedo, eso sí, afirmar que mis palabras están llenas de amor. de cualquier forma, si deciden desdeñar estas palabras de forma personal, mucho les agradeceré que no lo hagan en el rubro de la panadería, tan centenaria y feliz profesión, tan capaz de devolver a un hombre a sus recuerdos más hermosos, más hipotalámicos, más entrañables.

con profundo respeto, su amigo y servidor,
gabriel lara villegas.

pd. sé que puedo hallar varias panaderías competidoras en la colonia, pero sepan que la sustitución emergente del afecto calma temporalmente nuestro antojo, pero empobrece paulatinamente nuestro espíritu.

clic derecho :·: descargar
den haan : universal energy

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: