Skip navigation

del cielo luz primera, oh luz sagrada,
compañero rayo de la luz eterna.
¿puedo nombrarte sin culpa? dios es luz
y habita dios la región más transparente.
si la luz eternamente dios habita
quiero yo habitarte, cegador efluvio
de la esencia cegadora no nacida.
¿o prefieres el nombre del arroyo
puro y etéreo, de anónima fuente?
previo al sol existes, previo al horizonte,
y a la voz marcial de dios, cual manto leve,
cubriste, luz, al mundo alucinante.
mundo con ojos cerrados,
mundo de vientre infinito,
nacido apagado, tu vientre profundo.
vuelvo a visitarte, bañado en las aguas
estigias, con vuelo de pájaro joven
–he descansado tantas horas al sol
he disfrutado el verano y los cereales
he transitado mortales moradas
he habitado el infundíbulo sereno
y del cielo la intermedia oscuridad
planeado, tomado de mil manos mozas,
contado finitas venas que tiritan–
a ti te visito de nuevo, æterna,

a ti te enciendo de nuevo, soberana,
pero tú no atiendes mis ojitos ciegos
que giran y giran y se abren en vano
buscando disparos y auroras terrestres.
no sé si son para siempre las persianas
o si han bajado para que descanse
unos años nadamás. no me detengo
sin embargo de buscar el escondite
do las niñas encierran primaveras,
la sombra de arboledas, o colinas
con mano sagrada labradas y firme.
te visito, sión florida que anocheces,
camino riberas que tus plantas bañan,
lavan con rumor y con cristal. nolvido
a los que corren esta misma suerte:
tamiris, fineo, tiresias y homero:
viejos profetas. mis profetas. mo cuishle.
pienso también en ideas aleteantes
que atizan el fuego de los versos rotos,
como entierra en la noche su voz el ruiseñor.
triste: con el año y con el ciclo nuevo
vuelven de viaje las estaciones cresas
pero a mí no vienen ni luces, mañanas
tampoco, ni ramas doradas, ni platas,
ni la faz divina de la gente amada
ni parvadas ni cardúmenes ni nada:
sólo me queda la sombra y la niebla
que me roban los ojos de mi gente:
mestá vedado el libro de las cosas:
hallo mi copia calcinada y en blanco
y las puertas de los justos vigiladas.


brillal revés lucecita
brilla hacia adentro lucero
conviertel camino del cielo en recuerdo
recuérdalo madre y destella en mi cuerpo:
irradia estudia cambia: refulge siempre,
refulge siempre,
expulsa el polvo, la niebla y los misterios.
quiero ver lo que le ocultas a los necios.


clic derecho :·: descargar
oneohtrix point never : ouroboros

One Comment

  1. stills tomados de heat.

    para mayor referencia, véase esta nota de cinécdoque de heat vs milton.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: