Skip navigation

Monthly Archives: September 2010

culpa. f. de no llamar, de llamar demasiado. de beber. de las veces que no quiero coger o quiero coger de otra manera; de querer olvidar o de no poder olvidar; del tiempo que se pierde todos los días aquí mismo, frente a la computadora; de no haberte besado más tiempo aquella vez, de no haberte visto más a los ojos. de levantarme en el restaurante o exigir que nos quedáramos en el restaurante. de ensenada, la paz, cabo: península humillante. culpa repetida interminablemente como en un proyector que vira sin película y hace nada más un ruido constante y giratorio.

(hace rato, en los rieles del metro vi una rata. el tren iba llegando a la estación y yo pensé: si la aplasta, todo queda perdonado.)

te traje un regalo a casa, amor. lo puse en tu buró.

* * *

download :·: yousendit
willard artis burrell : a little talk with jesus makes it right

ignoro cómo te encuentran estas líneas
pero te han encontrado, y el hecho es propicio: un buen augurio.

no porque este envío sea misterioso o mágico
sino porque tú lo estás leyendo y yo lo he escrito.

ya lo sé: mi poema es también una prisión.

pero es una prisión más bella que la tuya.

* * *
clic derecho :·: descargar
salem : asia (oOoOO remix)



download :·: yousendit
dick cooper : hot pants

[nota: ya había posteado este poema, hace años, en otro blog.
pero tengo que volver a hacerlo por este hallazgo increíble:
vincent price recita ode to the west wind de shelley. bájenlo. en serio.]

clic derecho :·: descargar
vincent price : ode to the west wind (shelley)

* * *

viento salvaje, aliento del otoño,
invisible presencia que se lleva
hojas fantasmas que huyen de un hechizo,
color rojo exaltado, negras, pálidas,
la muchedumbre de la peste, viento,
son semillas aladas que tú llevas
a un lecho hundido no sé dónde, frío,
son cadáveres, viento, mas tu hermana
azul, la brisa de la primavera,
alzará su clarín sobre la tierra,
semillas cual corderos pasten aire,
la tierra está dormida, mas entonces
matices y colores y colinas,
creador y destructor, avanza, escucha;

en tu fragor, en conmoción celeste,
las nubes se desprenden, sacudidas
del cielo que es un árbol, un océano,
son ángeles del trueno y de la lluvia,
se acerca una tormenta y su cabello
se extiende en tu telar azul, aéreo,
es ménades feroces que recogen
su cabello brilloso, así se ven
del horizonte a lo alto del cenit,
así se ven, oh réquiem por el año,
ésta es la última noche, éste el sepulcro,
toda tu fuerza está aquí congregada,
tu fuerza de vapores, ahí viene
la lluvia negra y el granizo, escucha;

el mar insulso estaba bien dormido,
azul, mediterráneo, y tú llegaste,
viento, y lo despertaste: ven, levántate
del sueño de corrientes cristalinas;
te alzaste a quién le importa dónde, viste
cuartos, torres, palacios y dormían
y los viste dormir entre las olas,
viste el musgo y las flores en racimos,
la piel se enchina apenas de pensarlo,
por ti se hundió el atlántico y abajo
las algas se quebraron y los árboles
del fondo, todo se privó de sí,
tu voz se oía, daba un miedo gris,
todo temblaba ante tu paso, escucha;

que yo fuera una hojita que llevaras,
que yo fuera una nube y me arrastraras,
que yo fuera una ola y que temblara,
que tuviera tu fuerza incontrolable,
que fuera como tú, viento, y que fuera
un poco menos libre y que pudiera
volver a ser comò cuando fui niño,
que pudiera vagar como en el cielo,
que pudiera ganarte a las carreras,
no estaríamos, viento, combatiendo,
álzame, viento, soy nube, soy ola,
ya caigo en las espinas de la vida,
y sangro, me ata el grillo de las horas,
como tú soy indómito y veloz;

como es el bosque sea yo una lira,
caen mis hojas, caen las de un bosque,
y ahora ese tumulto y su armonía
van a tomar de ti y de mí un muy hondo
ritmo, un ritmo de otoño, triste y dulce,
ay arduo espíritu, sé tú mi espíritu,
seamos los dos uno, impetüoso,
esparce por el mundo el pensamiento
como hojas ya marchitas que dan vida,
encanta a quien se deje con mi verso,
esparce mis palabras, son cenizas
y son chispas, la tierra está dormida,
despiértala, que suene tu trompeta:
tras del invierno está la primavera.

* * *
clic derecho :·: descargar
vincent price : ode to the west wind (shelley)





bienvenida a la casa de la duda
las llaves siguen donde las dejaste.
perdona el tiradero
la sirvienta no viene desde marzo.

* * *
download :·: yousendit
oneohtrix point never : nil admirari





* * *
clic derecho :·: descargar
los massieras : allrighty!

estar en el fiesole
habernos terminado casi el vino
tocarte por abajo de la falda
hacerlo y no poder dejar de hacerlo
probar el vino olerlo
como te huelo a ti
tocarte el muslo el pubis rasurado
(qué agradable sorpresa)
ir de la mano al baño
hincarme frente a ti
bajarte los calzones
atarte los tobillos
mamar mamar mamar
depués pararme atrás de ti me duele
la verga
vámonos a la mesa
vámonos a la verga
que me gusta quedarme así caliente
entonces repetida
te miro en el espejo:
—-is this the face that launch’d a thousand ships
—-benedecto sia’l giorno ‘l mese & l’anno
—-reloj, no marques las horas
—-deténte, instante, eres tan bello

y todas esas cosas.

* * *
download :·: yousendit
orquesta los van van : que se sepa!

decidí considerar el misterio de tus labios
considerélo como una bala hirviendo,
con su grosor aborigen. y el de tu nariz,
hinchada y apache, cual bestia del este,
escorpiano anverso del águila semítica
que te enemistaba con las lentes y las fotos,
custodios de tu vanidad secreta,
heréticas blasfemas y traidoras
de tus Sueños Húmedos y Cía.
nariz de seguidor de atila:
rostro prototipo que pudo bien seguirme
a través del humo triste
y de las esferas.

clic derecho :·: descargar
algo anda bien | algo anda mal mix

muérete por ser libre
muérete por tu nombre
muérete por salvar
la dignidad del hombre.

clic derecho :·: descargar
pedro luis ferrer : operación sitio