Skip navigation

Monthly Archives: May 2010

i
anoche soñé a lula. yo jugaba solo con un balón de futbol en la calle tepic, colonia roma. me automandaba pases contra la pared. de pronto una mirada me hizo voltear: en la esquina de monterrey estaba lula. se veía feliz. le grité: ¡lula!, y se echó a correr hacia mí.

ii
lula llegó a mi casa en 1995. la traía saít –un tipo cagadísimo que este año cumple 40 y sigue pareciendo (salvo por las canas, la panza y las arrugas) de 25– en una mochilita azul en la que con trabajos cabría un kilo de tortillas. parecía un juguete. y tenía miedo: se notaba que había vivido mucho tiempo en la calle a pesar de su edad, que suponíamos de unos meses. quédatela, wey, decía saít, pero yo me negaba: quería vivir solo. la llevé a un albergue. la aceptaron con una admonición: era muy joven y tenía pocas posibilidades de sobrevivir entre los 400 perros que vivían ahí. ni modo, dije, y la dejé de todas formas. tomé el microbús que bajaba por constituyentes. a los dos semáforos menté madres, me bajé y regresé al albergue: ¿puede devolverme a mi perra? a la señora aquella le dio gusto verme; no recuerdo si lula ya podía reconocerme.

y después ya nada fue como había sido: las casas son perímetros muertos hasta que un perro las habita con su dicha. (otros dicen: “hasta que un hijo las habita con su dicha”; pero eso yo no lo sé.) y lula habitó la casa minuciosamente. la cama era uno de sus gobiernos: si alguien dormía conmigo, lula elegía dormir en medio de nosotros (“como un dios”); si dormíamos solos, lo hacía como humano: con la cabeza puesta en la almohada y las sábanas cubriéndola hasta los hombros; si se servía comida, lula exigía su parte, y su parte le era dada –he aquí una breve lista de sus platos favoritos, por que no los borren los siglos: tacos al pastor, quesadillas, pato laqueado, salchichas con limón y valentina, tortilla de patatas, caca, klínex usados–; a media noche lula iba al baño y después se sentaba junto a la cama a verme fijamente hasta que me despertara y le invitara una galleta ritz: nunca no me desperté. en las fiestas, en medio del alcohol y los gritos y la vida que nosotros inocentemente llamamos vida verdadera, lula nos miraba: aceptaba caricias y nos aceptaba a nosotros con una paciencia que por supuesto yo no entiendo. (sólo había dos cosas prohibidas en mi casa: fintarla –digamos, con una pelota inexistente– y darle alcohol.) y sobre todo lula estaba ahí: yo, roto, y lula ahí chupándome la cara o los brazos; yo, dichoso, y lula ahí echada de panza como un premio que se merece el que es feliz por ser feliz.

hace dos viernes la llevé al doctor: optimistas, me dijeron que era mejor que le operaran un par de tumores. yo estúpidamente dije: adelante. luego, el domingo en la madrugada, lula se murió.

iii
anoche soñé a lula. le gritaba: ¡lula, ven!, y ella se echaba a correr hacia mí, saltarina y repuesta y feliz. yo también estaba repuesto y feliz. entonces llegaba hasta mis pies y yo no la podía tocar, como a un holograma o un fantasma. recordé en el sueño: lula está muerta, y en voz alta pedí no despertarme. pero, evidentemente, desperté: y aquí estoy y lula es un montón de cenizas y yo escribo estas torpes líneas como seguiré haciéndolo después inútilmente. inútilmente.

the dark knight, minuto 93

clic derecho :·: descargar
the crystal ark : ciudad que nunca duerme

fue tal vez hace 30 o 35 años.
piramidal, funesto,
de la tierra nacido vi un incendio:
una fiesta de fuego encaminada
en vanos obeliscos hacia el cielo:
en medio de la fiesta o la catástrofe
huían los venados: eran hojas,
hojas secas traídas por el viento
que canta en el incendio como un niño:
el incendio era bello
y bello era el horror de los venados.
la belleza es así.

rojo es el vino,
roja es la sangre,
y había vino y sangre en mi camisa
la tarde en que me hallaron
de pie ante el cuerpo muerto
de la muerta más muerta de las muertas:
vino y sangre en la ropa, y en la cara
una sonrisa rojo vino escrita
a punta de cuchillo, vino y sangre.

nadie puede matar lo que no ama.

fecha: 15 de mayo del setenta.
mi cumpleaños. mi hermana
miranda, ama de llaves del infierno,
curadora del reino de los bichos,
y yo salimos
con un bote de vidrio en busca de luciérnagas.
después junto al buró, de noche,
el bote se convierte
en linterna, en fogata móvil ámbar,
en joyas animales
que seis horas después son desperdicios:
cadáveres al fondo
sin lápida de un frasco pestilente.

nadie puede matar lo que no es bello.

* * *

nadie puede matar lo que no es digno,
ciudad doliente,
ciudad de la espantosa noche,
ciudad de las ciudades invisibles,
ciudad de quien me dicen: es malvada,
y yo respondo: sí –he visto al parricida,
a la madre asesina he visto, he visto
los dientes vidrios rotos del sicario,
ciudad de los fantasmas,
de los niños perdidos, ciudad negra,
nadie puede matar lo que no es suyo,
y he venido a matarte a ti,
piramidal, funesta ciudad gótica,
yo, cuyo nombre buscarás en vano,
cuyo nombre has borrado de tu archivo,
este idiota vestido de payaso,
a repartir el caos en billetes
que lleven mi sonrisa color vino,
la cara enloquecida de la muerte,
a que descienda sobre ti esta sombra
entintada de verde y de morado,
te voy a hacer bailar
como una loca luz
que baila en la memoria del lunático,
te voy a hacer cantar como el incendio,
parada de cabeza, sonriente del dolor,
sonríeme, carajo,
y déjame sentirte,
alborótame el pelo con tu aliento,
tu circuito interior, tu drenaje profundo,
ponte de nalgas, ¡ja!, ¿ya te cabe doblada?,
te digo que sonrías y te encueres,
te digo que ya quites esa cara de angustia,
te digo que te empines que esta tarde
he venido a matarlos a ti y a tu murciélago.
puta ciudad, ¿por qué tan seriecita?



escribo en estas líneas la verdad. sin rimas, sin adornos, sin adjetivos. es domingo. anoche salimos. dormimos hasta las ocho de la mañana. descansamos tres horas. me siento a leer el cuento de gabriel en el sillón. te digo no está mal, pero que no meta su voz, que no opine gabriel sobre su cuento en el cuento. te acuestas frente a mí. todavía traes puestos esos shorts con los que te duermes. me distraen tus piernas. me paro, me saco el pito, me arrodillo frente a tu cara. me la mamas. diría que con dulzura, pero eso no lo puedo saber sin adjetivos. cógeme y cogemos. pienso: que nos escuchen todos. no sé si alguien lo hizo. luego nos peleamos. ya olvidé qué sigue. a las cuatro de la tarde estamos en el mismo lugar en que cogimos. aquí ya no puedo recordar sin emoción: la luz de la ventana denfrente es blanquísima. llena los oscuros huecos de la casa. sescabullentre las tablas y seguro ilumina los cajones. sin rimas. sin adornos. sin adjetivos. es la verdad. es la única verdad hasta que nos quedamos dormidos, el shuffle en la compu y con mi cara sudando tus piernas. ésa la única verdad posible: éramos los dos nadamás. luego anocheció. y no podrás decir que miento.

antes de dormir en la tarde, sonó:
nina simone :·: let it be me
chopin :·: variations on ‘la ci darem la mano’: variation iii: sempre sostenuto
pink floyd :·: fat old sun

1.
quiero pensar en qué estás pensando cuando animo objetos con la mente. me miras con miedo pero déjame decirte : a mí me da miedo también.

* * *

clic derecho :·: descargar
tom boyle : tu frecuencia (objetos con la mente)

no sé si te lo he dicho alguna vez, pero tu corazón es una piedra transparente. pienso que quizá fue llenado con las aguas de la primera tierra, cuando el polvo y las cenizas estaban ya en el fondo de los mares. pienso también, curioso pajarito, que el sol está flotando afuera de la casa. quiero decir: justo afuera. pero eso no me importa tanto como tu corazón, tan repleto de transparencia: porque alivia mis ojos de cloro, porque limpia la piel que tengo como de lagarto anciano, porque aclara mi corazón cobarde, lo pule, lima el óxido y, cuando chistan sus talones, les devuelvel honor y los fundamentos del acero.

clic derecho :·: descargar
laurel halo : metal confection

the dog has his own dog’s life to live and to think about and to reflect upon touching and tasting and testing everything investigating everything.

* * *

clic derecho :·: descargar
bob dorough : dog by ferlinghetti

[esto es demasiado bello para intentar traducirlo. por favor por favor bajad la rola. obra maestra absoluta.]

[…]

you lie in bed talkin
————————–on the phone
watching soap operas
————————–
all day long

when i aaaaaaks darlin please
————————–tell me what’s wrong

go on fool
(that’s what you say to me)
————————–leave me alone

[…]
you’ve had children out of wedlock
————————–the day we met
i married you, took you home
————————–’spite of all o’that
i adopteeeeed the children
————————–loved them as my own
now they reject me,
you don’t respect me,
————————–what did i do wrong?

etc etc etc

* * *

clic derecho :·: descargar
marion black : go on fool