Skip navigation

aguirre1

clic derecho :·: descargar :·: barry white : just like a baby

sucedió hace tres años, en medio de la selva del sureste y después de siete días de caminata. estábamos saturados de tanto verde y de ramas rasguñando los ojos. no dábamos con el mentado sitio ··que, nos contaron, ubicaríamos junto a un matapalo de cuarenta y cinco metros de altura y ocho de diámetro tapizado de guacamayas blancas··. todos, como si fueran niños mimados de paseo por las calles de un pueblo hirientemente blanco, querían volver a casa, y algunos lloraban como esos niños. yo recordaba los libros que había leído sobre la selva, pero no quería volver a la selva.

comenzó como un rumor en mi oído derecho, un recuerdo de las noches en que despertaba imaginando que un avión aterrizaría sobre mi casa. luego se volvió más bien una molestia en ambos oídos, y finalmente noté que varios se tapaban con las palmas para evitarlo. nuestro guía preguntó ¿lo escutxan? y todos afirmaron la obviedad. el guía se detuvo. giró hacia la derecha y, con un paso más lento, avanzó entre la yerba sofocante.

tantos han querido comparar sus experiencias con el inframundo. no quisiera ser partícipe de esta antología de hipérboles, pero tampoco me gustaría faltar a la verdad ··o a mi verdad, o acaso a mi única verdad··: que la música de los primeros círculos del infierno seguro se parece a eso quescuchamos en la selva del sureste. no eran guacamayas blancas ni raíces de un matapalo voraz deslizándose sobre la tierra: era un cerro de siete metros y medio de altura y doce de diámetro, imposible y perfectamente redondo, por el que circulaban, como en una confabulación del universo, todas las hormigas que habíamos visto desde nuestra infancia.

luego lo supe antes que todos: esa colina desaparecería dentro de pocos minutos: escuché las nubes rugir. caminamos cuando la lluvia comenzó a caer. a diez minutos de habernos ido, escuchamos un trueno implacable. supe que dios había sentido envidia, y pedí regresar a casa, con el agua corriendo por mi rostro.

clic derecho :·: descargar :·: barry white : just like a baby

aguirre2

6 Comments

  1. las imágenes de son las primeras de aguirre.

    • Sofía Ochoa
    • Posted May 26, 2009 at 10:24 am
    • Permalink

    yo tuve la pesadilla de las hormigas infinitas que venían atraídas por la carne y la sangre, pero jamás sentí la envidia de dios

  2. chido. me recordó bastante a un episodio friqueante de los expedientes x: darkness falls. este cuentito me gustó más: en aquel el miedo es más físico pero hacia el final desciende a la sanción ecológica; acá, creo, no hay eso y su miedo es más misterioso.

    [espero que no haya eso. si estiras la interpretación dios no es dios el envidioso sino la Madre Naturaleza toda vengativa!!! >< ]

  3. Salvador Fabela likes this.

    • dool
    • Posted May 27, 2009 at 11:38 am
    • Permalink

    alonsito, todo te recuerda a un capítulo de the x files.

    • evil
    • Posted May 28, 2009 at 7:02 am
    • Permalink

    Hola, visita
    http://www.beatportal.com/remix/detail/depeche-mode-peace-echoplex-remix y vota para que el mix de mi amigo Peter logre entrar a la versión electro del nuevo disco de Depeche Mode, saludos!!!!


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: